lunes, 10 de diciembre de 2012

No a los recortes, no a los rectores


Hay que tener mucha cara dura. El pasado miércoles 5 de diciembre el rector de la Universidad Carlos III de Madrid, Daniel Peña Sánchez de Rivera y Bambolla, envió un correo a todos los trabajadores de la Universidad invitándoles a una “acción conjunta”, la lectura de un comunicado para “mostrar nuestro rechazo a los recortes presupuestarios que venimos sufriendo y que se van a acentuar en los próximos Presupuestos Generales del Estado.”

Entre los invitados a tan valeroso evento no estábamos, sin embargo, los más de trescientos trabajadores precarios despedidos por él desde enero de este año. Tampoco los cientos de empleados que desempeñan tareas básicas y que están subcontratados por empresas de rapiña (Grupo Norte, Soldene, Copy Red, Grupo Arturo, Clevisa, Viajes El Corte Inglés, etc.), ni los becarios que hacen el trabajo de profesionales a cambio de 300 euros de mierda, ni los estudiantes que se han tenido que ir de la universidad porque sus familias no han podido afrontar la brutal subida de tasas que él mismo exigió delante de los rectores de la CRUMA.

En la Sección Sindical de CNT en la Universidad Carlos III habíamos conocido ya bastantes episodios de hipocresía de este señor que desearía ser marqués, o conde. Ya le vimos prometiéndonos una reunión para hablar de la readmisión de un compañero que nunca cumplió, le vimos enviando a la Policía Nacional dentro del campus de Leganés para disolver un piquete sindical, le vimos amenazándonos con denuncias por agresiones físicas y verbales por defender nuestra dignidad de trabajadores solidarios, le vemos todo el día pavoneándose con sus amigotes de empresas, bancos y mafias políticas en actos protocolarios, conferencias y cenas de gala. Pero la convocatoria de una concentración para protestar contra los recortes impuestos por sus enemigos íntimos del PP ya supera con creces nuestras expectativas. Convocar a sus trabajadores para lavarse públicamente la cara y las manos ante los próximos despidos con los que va a poner en riesgo la vida de decenas de familias el próximo 31 de diciembre, es algo que no estamos dispuestos a pasar por alto.

Para los más legalistas, habría que recordar que la autonomía universitaria, según el artículo 2 de la LO 6/2001, comprende “la selección, formación y promoción del personal docente e investigador y de administración y servicios, así como la determinación de las condiciones en que han de desarrollar sus actividades, y la elaboración, aprobación y gestión de sus presupuestos y la administración de sus bienes.” Es decir que, en la práctica, las universidades públicas tienen plena potestad para contratar a su personal, determinar sus condiciones de trabajo y elaborar sus presupuestos. O lo que es lo mismo, si un equipo rector decide pensar verdaderamente en sus trabajadores en vez de en sus ránquines o en sus farándulas, existen múltiples herramientas para que nadie se quede en la calle.

Para los que todavía creen que la situación de precariedad que estamos viviendo se debe a una crisis macroeconómica, no a una estafa a todos los niveles (incluido el que tenemos más cerca), y que entre todos tenemos que apretarnos el cinturón, les diríamos que sólo con lo que esta universidad se gasta cada año en publicidad institucional, en el nuevo campus-mercado de Puerta de Toledo, en complementos retributivos para catedráticos, profesores titulares afines o cargos de alta gestión fuera de convenio, en regalar dinero a empresas privadas a través de chanchullos formales e informales, en subcontratar a trabajadores en vez de contratarlos directamente o en organizar saraos donde los docentes se comportan como patéticos empresarios o como flor y nata de la oligarquía local, sólo con ese dinero habría más que suficiente para mantener los puestos de trabajo de todo el personal y para reducir sensiblemente las matrículas que pagan los estudiantes.

Para los más conscientes, no hace falta ni recordar que este rector Daniel Peña y su equipo ha sido adalid de la mercantilización de nuestra universidad, ha hecho todo lo posible por externalizar la mayor cantidad de servicios, para precarizar el empleo,  por desprestigiar la docencia de materias que no tengan que ver con sus ideales de competitividad y capitalismo salvaje. En definitiva, el rector Daniel Peña y su equipo de ridículos han hecho todo lo que han podido por vender nuestra universidad a los causantes de esta crisis.

¿Cómo es que las consecuencias predefinidas de ese modelo de venta de la universidad le sorprenden ahora? ¿Cómo puede ser que las secciones sindicales de CCOO y UGT en esta universidad le aplaudan el gesto? ¿Pero es que nos han tomado por tontos?

Ahora que el partido favorito de quienes gobiernan esta universidad, con sus puertas giratorias en ministerios y empresas públicas y privadas, se apunta al festín de la lucha contra los recortes, los lameculos de CCOO y UGT, los mismos que firmaron el Pensionazo, el aumento de la edad de jubilación y consintieron una Reforma Laboral criminal cuando aquellos otros gobernaban, les acompañan en sus “acciones de protesta”.


Menos mal que el movimiento de trabajadores y estudiantes hartos de politicuchos de mierda y sindicalistas vendidos es cada vez más grande y no se va a dejar tomar el pelo. Esta mañana la CNT ha querido aportar su granito de arena impidiendo que se celebrase este acto hipócrita. Aunque varios empleados de seguridad agredieron a nuestros compañeros a su llegada al patio central del campus de Getafe, rompiéndoles su megáfono, nuestras voces fueron más altas que las suyas y al final el rector y su comitiva de estómagos agradecidos se tuvieron que meter dentro del edificio de Rectorado sin acabar de leer su discurso. En muestra de su talante socialdemócrata, lo último que dijo el rector antes de meterse en el edificio escoltado por sus agresivos empleados de seguridad fue "sinvergüenza", dirigiéndose a nuestro compañero recientemente despedido.

Por dignidad, por una universidad autogestionada y libre de parásitos.

¡¡NO A LOS RECORTES, NO A LOS RECTORES!!

¡¡READMISIÓN COMPAÑEROS DESPEDIDOS!!
video

video

martes, 4 de diciembre de 2012

Daniel Peña, el próximo eres tú

Desde la Sección Sindical de CNT en la UC3M queremos informar a los trabajadores de la Universidad Carlos III de Madrid de la sentencia favorable que nuestra compañera Tania acaba de recibir en su conflicto contra la gerencia y el equipo rector de la UNED. Tania tendrá que ser readmitida de inmediato en su puesto de trabajo y a la UNED le va a salir cara su prepotencia y su intento de represión sindical.

http://cntuned.blogspot.com.es/2012/12/sentencia-favorable-en-el-juicio-de.html?showComment=1354635345027#c5103254288762890334

Ojalá el conflicto ganado por nuestra compañera contra quienes dirigen la UNED haga recapacitar al rector de la UC3M, Daniel Peña, y su equipo de gobierno, cuyo comportamiento hacia nuestra sección sindical y nuestros compañeros despedidos se parece bastante al del señor Juan A. Gimeno Ullastres, rector de la UNED y sobrino del antiguo ministro de Franco Alberto Ullastres.

También queremos animar a los trabajadores de la UC3M sometidos a acoso laboral y a la amenaza de los inminentes despidos a que tomen el ejemplo de Tania y se animen a luchar, como ella hizo, contra quienes a diario nos hostigan y precarizan nuestras vidas.

Salud a los que luchan

jueves, 22 de noviembre de 2012

Sin trabajo, no habrá paz

Los pasados días 14 y 15 de noviembre, la CNT realizó dos actos de boicot contra el equipo rector de la Universidad Carlos III de Madrid: uno en el Campus de Puerta de Toledo, coincidiendo con la jornada de paro general de 24 horas, y otro al día siguiente, durante la clausura del II Congreso de Cultura de Paz. Seguimos exigiendo la readmisión del delegado de nuestra sección sindical y de todos los trabajadores despedidos que estén dispuestos a luchar desde abajo y seriamente por defender sus puestos de trabajo.

Al igual que ocurrió el pasado 29-M, durante la jornada de paro general del 14 de noviembre la CNT decidió hacer acto de presencia en la Universidad Carlos III para denunciar la política de precariedad laboral y el abuso sistemático de los derechos de los trabajadores llevados a cabo por el equipo rector de esa institución académica. Esta vez el lugar elegido para instalar el piquete informativo fue el nuevo campus de Puerta de Toledo, símbolo del despilfarro y el afán ostentador del rector Daniel Peña y su equipo de sátrapas, a los que no les da vergüenza invertir millones de euros en unas instalaciones absurdas, al tiempo que despiden a trabajadores que, como nuestro compañero, han dedicado años de su vida a desempeñar tareas administrativas en esta universidad.

Un grupo de unos cuarenta militantes de CNT permaneció desde las 12 del mediodía informando sobre nuestro conflicto sindical a los viandantes, a varios trabajadores y a los pocos estudiantes que cursan alguno de los costosísimos másteres que se imparten en el antiguo Mercado de la Puerta de Toledo. El objetivo era señalizar en pleno centro de Madrid ese "campus centro comercial", prototipo del modelo de universidad mercantilizada en la que los distintos gobiernos centrales y autonómicos, a través de sus lacayos en los rectorados, han conseguido convertir nuestras universidades públicas. Un modelo de universidad donde la competición contra el prójimo se impone sobre el intercambio de conocimientos, y donde no importa pisotear los derechos de los trabajadores o excluir a los estudiantes con menos recursos a cambio de ascender unos peldaños en estúpidos ránkines internacionales.

En un momento durante la concentración a las puertas del Campus Madrid-Puerta de Toledo, dos empleados de seguridad que custodiaban el principal acceso al edificio de la UC3M atacaron con sus porras a un integrante del piquete de CNT. No tenemos certeza de ello, pero teniendo en cuenta el talante fascista que el rector Daniel Peña ha demostrado últimamente con nuestro sindicato, enviando incluso a la Policía Nacional a disolver piquetes nuestros, no nos extrañaría que hubiese trasladado órdenes a sus empleados de seguridad  de que utilizasen la fuerza contra cualquiera que afeara la imagen pública de su flamante "universidad-mall". También desconocemos si los empleados de seguridad, acostumbrados a pasar horas en sus garitas viendo películas de Chuck Norris o imágenes de policías apaleando impunemente a manifestantes, se pensaban que íbamos a quedarnos de brazos cruzados mientras agredían a un compañero nuestro. Lo único de lo que estamos seguros es de que,  desde el pasado 14 de noviembre, se lo pensarán dos veces antes de volver a sacar sus porras contra alguien que esté defendiendo los derechos de los trabajadores.



Un día después de la jornada de paro, el pasado día 15 de noviembre, el Sindicato de Enseñanza e Intervención Social de CNT volvió a hacerse presente en la Universidad Carlos III, demostrando que, para nosotros, la lucha por la dignidad de nuestro trabajo y la solidaridad con los compañeros en situación más vulnerable es un tarea diaria y constante, no una cuestión de un día de paro, manifestación y luego cañas. En el Edificio del Rectorado del Campus de Getafe se celebraba el acto de clausura de un evento académico de nombre hipócrita: II Congreso Cultura de Paz. El ex subsecretario de Educación y Ciencia del dictador Francisco Franco, don Federico Mayor Zaragoza, junto al alcalde de Getafe y ex director de la fundación fascista FAES, don Juan Soler, se preparaban para el consuetudianrio reparto de palmaditas en la espalda con la muy progresista y pluriapellidada vicerrectora de Igualdad de la UC3M, doña Pilar Azcárate Aguilar-Amat. El rector de la universidad, aunque estaba previsto en el programa, excusó finalmente su presencia en el festín de palmoteos, quizá porque el restaurante en donde la UNESCO y la UC3M convidaban a la cena de después no era del suficiente postín para su paladar excelente.

A las 8:15 p.m., y después de una hora de tediosa espera escuchando las barrabasadas eurocéntricas y racistas del señor Mayor Zaragoza, siete compañeros del sindicato de Enseñanza de CNT se subieron al estrado a reclamar la readmisión de los trabajadores despedidos. La vicerrectora, "ante la situación que se generó", declaró clausurado el congreso antes de tiempo, y nosotros nos fuimos de allí con la conciencia tranquila por haber boicoteado el memorable intercambio de flores que se avecinaba.

video


Entre los meses de febrero y octubre de 2012, la plantilla de la Universidad Carlos III de Madrid se ha visto reducida en más de trescientos trabajadores, la mayoría personal perteneciente al colectivo del PDI asociado. También han sido despedidos 17 trabajadores de administración y servicios con contratos temporales. El próximo mes de diciembre finalizan los contratos de varias decenas más de administrativos interinos, personal docente y trabajadores vinculados a proyectos de investigación. Sus contratos, que antes se renovaban por un año o dos, la última vez se han renovado por seis o tres meses, lo que hace temer que en diciembre muchos de ellos se quedarán en la puta calle. Frente a ese brutal recorte de plantilla, la acción más contundente que han ideado los sindicatos electoralistas de la UC3M (CCOO, UGT y CGT), a través de la llamada Plataforma Intersindical, ha sido una campaña de recogida de firmas para pedir al rector más transparencia en su gestión. Los liberados de esos sindicatos, junto a los que hacen méritos para trepar en las estructuras y llegar a serlo, siguen esmerándose en manipular las pocas asambleas de trabajadores que convocan, desvirtuando desde el estrado cualquier propuesta de reacción colectiva y contundente a este ERE encubierto que se está realizando en nuestra universidad. Además, desvían voluntariamente la atención hacia conceptos como los recortes de la Comunidad de Madrid o del Gobierno Central, en vez de centrar la acción contra quien tienen delante, un rector que, aparte de despedir y explotar a los trabajadores de la Universidad Carlos III, fue el único de los de la CRUMA que pidió expresamente a los sinvergüenzas del gobierno regional una subida de tasas lo más elevada posible en los títulos de grado, impidiendo así continuar sus estudios en nuestra universidad a un buen puñado de estudiantes que no han podido afrontar este curso los pagos de unas matrículas obscenas. Además, todos los que trabajamos dentro sabemos que la autonomía universitaria concede una gran flexibilidad a los equipos rectores a la hora de gestionar las políticas laborales de la universidad y que la Universidad se sigue gastando ingentes cantidades de dinero en mamarachadas, por lo que son ellos los principales responsables de cada uno de los despidos que se producen en nuestros centros de trabajo.

¿Por qué, entonces, los sindicatos CCOO y UGT en la UC3M se empeñan en desviar la atención de los trabajadores hacia el tema de "los recortes en educación" en vez de centrarse en luchar contra quienes explotan y despiden a sus compañeros delante de sus narices? ¿Por qué, a lo sumo, convocan un día una concentración con silbatos y cuchufletas en la puerta del rectorado, bajo el lema "contra los recortes", en vez de paralizar la universidad y exigir seriamente la readmisión de todos los trabajadores despedidos? ¿Por qué, encima, a quienes les afeamos su cobardía, nos acusan de desunir a los trabajadores, de ir contra la "unidad de acción" y cosas por el estilo? Desde la CNT hace muchos años que tenemos bien claros los motivos. Los liberados de los sindicatos de concertación, con la ayuda encomiable de sus afiliados disfrazados de "sectores críticos", no quieren perder sus privilegios como garantes de la paz social en nuestros centros de trabajo. Y si para ello tienen que decir adiós con la manita a compañeros de trabajo suyos despedidos o pactar peores condiciones laborales a escondidas con empresarios o directores de recursos humanos, pues lo harán. Porque en el momento en que los trabajadores se organicen contra quienes en su ámbito más cotidiano los exprimen y los despiden (en este caso el rector de la universidad y su equipo directivo) y vean que con la huelga, la acción directa y la unión entre iguales se consiguen los objetivos (la readmisión de los despedidos y una mayor estabilidad laboral), sus figuras de intermediarios, de negociantes, quedarán definitivamente obsoletas. Serán las asambleas de trabajadores las que soberanamente impondrán sus condiciones y todos estos señores de chaqueta de pana y chalet adosado perderán su fuente de ingresos y sus prebendas.

Por eso, desde esta pequeña aldea de galos que es nuestra sección sindical en la Universidad queremos hacer un nuevo llamamiento a los trabajadores de la Carlos III para que estén unidos, para que se organicen sin jefes ni gente que viva de hacer de representantes suyos y planten cara como se merece a esa caterva de descerebrados que dirigen nuestra universidad. Que no llegue el día en que tengamos que volver a casa con nuestro certificado de empresa en la mano, a explicarles a nuestros hijos que nos hemos ido de esta universidad pública sin haber luchado por lo que es suyo.

También al rector Daniel Peña Sánchez de Rivera y a todo su séquito de los mil apellidos le decimos una cosa bien clara: no vamos a detener este conflicto sindical hasta que los trabajadores despedidos afiliados a nuestro sindicato sean readmitidos en sus puestos de trabajo con un contrato estable y digno. Y que se palpe bien la ropa antes de poner a la calle a ningún trabajador más, porque todavía no ha visto ni un ápice de lo que en nuestro sindicato somos capaces de hacer para dejar en evidencia a un patrón como él.

Si sigue desatendiendo nuestras legítimas reivindicaciones y amenazándonos con denuncias, empleados de seguridad y policía, desde CNT entenderemos que quiere la guerra. Y si alguien quiere guerra con CNT, puede estar seguro de que la tendrá.




domingo, 14 de octubre de 2012

El conflicto sindical de CNT contra la Universidad en Radio Eco

A partir del minuto 21' de este programa de la radio comunitaria de Leganés, puedes escuchar la descripción del conflicto sindical del sindicato de Enseñanza e Intervención Social de CNT contra la Universidad Carlos III de Madrid.

http://ecoleganes.org/1071-484-la-camioneta-de-leganes.html

viernes, 5 de octubre de 2012

¿Quiénes son los violentos?

En la mañana de hoy, el Consejo de Dirección de la Universidad Carlos III de Madrid ha enviado un correo electrónico a todos los trabajadores y estudiantes en el que acusa a los integrantes de un piquete del Sindicato de Enseñanza e Intervención Social de CNT de agresiones contra el gerente y la jefa de recursos humanos y se amenaza explícitamente a nuestros compañeros de la Sección Sindical de CNT en la UC3M con acciones penales y disciplinarias.

En un nuevo atentado contra la Ley Orgánica de Libertad Sindical, el equipo rector de la Universidad Carlos III vuelve a mostrar el mismo talante mafioso que le ha venido caracterizando durante el desarrollo de este conflicto laboral. Ya no les basta con tratar a los trabajadores despedidos como mercancía, ninguneando sus legítimas reivindicaciones, sino que ahora se atreve a coaccionar a los estudiantes y empleados que se solidarizan con ellos, amenazándoles con denuncias penales y expedientes disciplinarios.

Desde esta sección, queremos reiterar que los únicos violentos que hay en esta universidad son ellos, los que despiden a los trabajadores y precarizan nuestras vidas, manteniéndonos en la incertidumbre de si el próximo mes, o el próximo año, todavía tendremos un salario con el que procurarnos nuestro sustento o cubrir las necesidades de nuestros hijos. Y que seguir por los pasillos y gritar "¡explotadores!" a los responsables de que algunos compañeros nuestros estén en la calle no es ningún acto agresivo o violento, sino un gesto de coherencia y dignidad de los trabajadores y estudiantes que hemos decidido decir "basta" a sus políticas de explotación laboral y de abuso sistemático de los pocos derechos laborales que todavía nos quedan.

No les quepa duda de que los servicios jurídicos de la CNT también pondrán sus correspondientes denuncias ante la Inspección de Trabajo y los Juzgados de lo Social por violación de la libertad sindical y de la autonomía universitaria y por coaccionar e intentar criminalizar a nuestros compañeros sindicados.

Pero en todo caso ésa no es nuestra lucha. Nuestra lucha consiste en organizarnos y detener las agresiones de esos energúmenos con traje y corbata.

Nos vemos en el próximo piquete.


COMUNICADO DEL CONSEJO DE DIRECCIÓN SOBRE LOS ACTOS VIOLENTOS CONTRA AUTORIDADES DE LA UNIVERSIDAD

El Consejo de Dirección de la Universidad Carlos III de Madrid condena los actos de violencia verbal y física que se produjeron el pasado martes, 2 de octubre, contra el Gerente de la Universidad y la directora del servicio de Recursos Humanos, en el campus de Leganés. Los hechos se produjeron después de que ambos hubieran recibido en su despacho a un trabajador, con contrato temporal para un proyecto de investigación, cuya relación laboral se ha extinguido por finalización de dicho proyecto.

Dicho trabajador y sus acompañantes, aparentemente ajenos a la universidad, ya boicotearon el acto de inauguración del curso académico. Sus comportamientos agresivos, sin precedentes en la historia de nuestra Universidad, son absolutamente inaceptables, por incompatibles con la libertad académica, con la condición de miembro de la comunidad universitaria o con cualquier aspiración de representatividad colectiva.

Y al considerar que las agresiones que han sufrido el Gerente y la directora del servicio de Recursos Humanos pueden ser constitutivas de delitos o faltas, tipificados en el Código Penal, el Consejo de Dirección ha estimado necesaria la presentación de la acción penal correspondiente, sin perjuicio de la exigencia de responsabilidades disciplinarias, en caso de que alguno de los autores fuera miembro de la comunidad universitaria.

martes, 2 de octubre de 2012

El rector de la UC3M emplea a la Policía Nacional para disolver un piquete sindical en el campus de Leganés

Violando la autonomía universitaria, en la mañana del martes dos de octubre de 2012 una decena de agentes de la Policía Nacional y cuatro de la Policía Municipal irrumpieron en el Edificio Padre Soler para disolver un piquete de la CNT que denunciaba el reciente despido de un compañero del Sindicato de Enseñanza e Intervención Social.


El rector de la Universidad Carlos III de Madrid, Daniel Peña, y su equipo de gobierno, hoy han dado una buena muestra de su buen "talante" y espíritu de diálogo. Para resolver un conflicto sindical por despido y quitarse de en medio a un grupo de trabajadores y estudiantes que señalizaban en público al gerente y la jefa de Recursos Humanos de esta institución pública, ha decidido llamar a la Policía Nacional que, con coacciones, ha obligado a los miembros del piquete a abandonar el edificio y ha amenazado a varios compañeros con llevárselos detenidos si no borraban los vídeos que documentaban la escena. Todo ello en los pasillos del edificio Padre Soler del campus universitario de Leganés, que alberga numerosas aulas y oficinas de administración y servicios.

A primera hora de la mañana de hoy día 2 de octubre de 2012, un piquete de trabajadores y estudiantes de la Confederación Nacional del Trabajo, apoyados por varios integrantes de la Asamblea Popular de Lavapiés (15-M), de la que el trabajador despedido es miembro, se concentró a las puertas del campus universitario de la Universidad Carlos III en Leganés. Mientras, en uno de los despachos, el compañero recientemente despedido celebraba una reunión con el gerente de dicha Universidad, Juan Manuel Moreno, y la directora de Recursos Humanos, Carmen Martín-Romo. Esta cita, para tratar su readmisión, había sido obtenida la semana pasada en una acción simbólica de ocupación del despacho del rector, después de que éste hubiera incumplido en dos ocasiones el compromiso que había manifestado el día de la inauguración del curso académico (v. vídeo aquí). Para conseguir que los responsables de los despidos en la Universidad dieran la cara y se reunieran con el trabajador afectado, cinco compañeros del sindicato tuvieron que sentarse a esperar durante más de una hora a la puerta de su despacho el pasado día 26 de septiembre hasta que por fin se les concedió la prometida reunión con el gerente.

Esa reunión estaba fijada para hoy martes a las diez de la mañana en una oficina del campus de Leganés. Allí acudieron el gerente y la directora del departamento de Recursos Humanos, que no aceptaron establecer ningún tipo de negociación y reiteraron su decisión de no readmitir al compañero, a pesar de que los contratos con los que había estado trabajando estaban en fraude de ley, de que no se le había notificado su despido y, lo más importante de todo, de que llevase cuatro años encadenando contratos temporales. Allí mismo volvieron a contarle al trabajador que una finalización de contrato no era un despido, y que lo sentían mucho, pero que todo se debía a la situación económica de España. Cuando el trabajador les comunicó que, ante su negativa a readmitirle, el conflicto sindical continuaría, el gerente le avisó de que la Universidad tomaría "medidas" contra los piquetes y acciones públicas de la CNT.

Poco tardaron los compañeros del sindicato en comprobar de qué tipo de "medidas" hablaban el señor gerente y la jefa de los explotadores, y hasta dónde llega el miedo que tienen estos señores a que nuestro conflicto laboral se extienda entre los trabajadores precarios de la Universidad Carlos III, que son mayoría.

video
A su salida de la reunión, los miembros del piquete siguieron a Moreno y Martín-Romo por los pasillos pidiéndole explicaciones de su decisión de no reincorporar a su puesto de trabajo a su compañero, al tiempo que informaban del conflicto a los trabajadores y estudiantes que se encontraban en el edificio. No les debió gustar nada a los susodichos que a las puertas de las aulas de esta universidad tan "excelente", un grupo de trabajadores y estudiantes solidarios les señalase con sus voces y sus dedos como responsables de la precariedad laboral, la subida de las tasas y la invasión de las empresas de rapiña en esta Universidad pública. A la carrera se encerraron en una sala, rodeados de unos cuantos empleados de seguridad, y llamaron a la Policía para que disolviese a quienes les estaban avergonzando en público. En pocos minutos, hasta diez policías nacionales y cuatro municipales entraron en el edificio y obligaron a los manifestantes a marcharse. Además, identificaron de forma intimidatoria al trabajador despedido y obligaron a borrar sus vídeos y fotos a los compañeros que habían documentado la escena con sus cámaras y teléfonos móviles, bajo la amenaza de que, si no lo hacían, se los llevarían detenidos.

Desde esta Sección Sindical queremos denunciar el paso adelante dado por el equipo rector de la Universidad Carlos III en su política de represión sindical e intimidación ante cualquier protesta que los deje en evidencia. Queremos recordar que la autonomía universitaria y la libertad sindical son dos principios fundamentales de ese sistema supuestamente democrático con el que a ellos se les llena la boca en sus actos públicos y sus homenajes a celebridades. Una universidad donde la policía campa a sus anchas y donde a los trabajadores sindicados se les impide expresarse es el más claro síntoma de una dictadura a la que cada vez le duelen menos prendas en manifestarse.

También queremos reiterar nuestro ánimos a los trabajadores de la Universidad Carlos III, especialmente a los interinos cuyos contratos "finalizan" el próximo mes de diciembre, para que se autoorganicen en asambleas independientes y para que, pasando de las burocracias sindicales que no van a hacer nada por ellos cuando estén en la calle, planten cara cuanto antes a esta colección de desvergonzados, como el rector Daniel Peña y sus acólitos, que se han pensado que nuestras vidas y las de nuestras familias son meros trámites en su carrera por escalar peldaños en no sé que ránkines y no sé qué competencias internacionales.

Nosotros, desde este sindicato pequeño que se llama CNT, que no recibe subvenciones ni tiene liberados, seguiremos nuestra lucha por la readmisión de nuestro compañero. Y lo haremos de la mejor manera que sabemos: con la acción directa, la solidaridad y sin ningún miedo.

Porque pensamos que la lucha de nuestro compañero Javier por recuperar su puesto de trabajo es la de todos:

¡Readmisión compañero despedido!

lunes, 24 de septiembre de 2012

Daniel Peña, Juan Manuel Moreno y Carmen Martín-Romo, mentirosos

Desde la Sección Sindical de CNT en la Universidad Carlos III de Madrid queremos denunciar la condición mentirosa y cobarde del rector, el gerente y la jefa de Recursos Humanos de esta universidad, que han faltado a su palabra y se niegan a recibir a nuestro compañero recientemente despedido.

Como todos recordaréis, el pasado martes 18 de septiembre un grupo de afiliados de CNT y de trabajadores de la Universidad solidarios con nuestro compañero hicieron acto de presencia en la inauguración del curso académico para denunciar la obscenidad de ese tipo de lujosos eventos protocolarios en el inicio de un año en el que a numerosos trabajadores de dicha institución se les habían rescindido sus contratos con la excusa de la falta de fondos y los recortes presupuestarios.

http://cntuc3m.blogspot.com.es/2012/09/la-cnt-boicotea-el-solemne-acto-de.html

Allí mismo, y como se puede comprobar en el vídeo que publicamos hace unos días en este blog, el rector le prometió a Javier, técnico de gestión de proyectos de investigación, que, si abandonaba la sala y dejaba de avergonzarles en público, le daría una reunión al día siguiente a las 9:00 de la mañana para hablar de su readmisión.

Al día siguiente, a las 9:00, el trabajador y dos compañeros del Sindicato de Enseñanza e Intervención Social de CNT Madrid acudieron a su cita con el rector. Allí, en las escaleras de acceso al edificio de Rectorado, estaban esperándoles tres empleados de seguridad y la directora de Recursos Humanos, Carmen Martín-Romo, que les explicó que las agendas del rector y el gerente estaban muy apretadas y no podrían recibirles hasta el martes siguiente a las 10 de la mañana. Luego, con unas formas exquisitas, les estuvo hablando en su despacho de lo sumamente legal que le parecía el despido de Javier. A poco más y les explica las maravillosas virtudes de la precarización del empleo en la Universidad, que permite deshacerse sin problemas de un trabajador después de cuatro años de encandenar contratos basura, o de lo estupendo que es exigir a los empleados sin contrato indefinido (el 60% de la plantilla de la UC3M) que firmen su baja voluntaria poco antes de mandarlos a la puñetera calle.

Después de un rato de charla infructuosa, finalmente les preguntó sobre sus exigencias, a lo que se le respondió que la readmisión inmediata del trabajador despedido. La directora de Recursos Humanos de la Universidad Carlos III de Madrid, Carmen Martín-Romo, citó al compañero despedido en el despacho del gerente el martes 25 de septiembre a las 10:00 de la mañana, no sin antes recordarle que lo mejor que podía hacer era continuar el conflicto exclusivamente por la vía judicial.

Hoy lunes 24 de septiembre una llamada telefónica ha sorprendido a nuestro compañero. En ella, otra vez la señora Carmen Martín-Romo le ha explicado, palabras textuales, que "se evite el paseo de mañana", porque ni el gerente ni el rector van a recibirle.

Ante esta situación, desde nuestra sección sindical queremos recordarles a quienes tienen el poder y manejan el dinero de esa universidad pública, que la CNT es un sindicato constituido por un grupo de gente que, a diferencia de ellos, sí cumple con su palabra. Les hemos prometido que, hasta que no se readmita a nuestro compañero, nos van a tener que oír en todos y cada uno de sus actos institucionales, y así será. No vamos a permitir que en esa universidad se despida a gente sin que haya un señalamiento de los culpables. Somos trabajadores que no nos movemos para asegurarnos ninguna subvención, ni para acceder a un puesto de liberado sindical que nos permita vivir del cuento durante unos cuantos años. Nos mueve el principio de solidaridad y apoyo mutuo frente a la injusticia y el abuso de poder de nuestros patrones.

Son cosas que ellos, acostumbrados tanto a mentir, no sabrán nunca entender.

¡Readmisión de nuestro compañero despedido! ¡Ni un despido sin respuesta en la Universidad Carlos III de Madrid!


martes, 18 de septiembre de 2012

La CNT boicotea el solemne acto de inauguración del curso académico en la Universidad Carlos III de Madrid

video

En la mañana de hoy, 18 de septiembre de 2012, el Sindicato de Enseñanza e Intervención Social de CNT Madrid ha boicoteado el acto de inauguración del curso académico en la Universidad Carlos III de Madrid, para exigir del rector de dicha universidad la readmisión de nuestro compañero recientemente despedido.

En presencia de un nutrido grupo de afiliados y simpatizantes de la CNT, y de trabajadores de la Universidad solidarios con nuestro compañero, el rector se ha comprometido públicamente a cambiar su estrategia de ningunearnos y reunirse con el trabajador afectado mañana a las 9:00 de la mañana para negociar su readmisión.

video

Después de haber alcanzado ese compromiso, hemos decidido abandonar el Salón de Grados y que continuase el acto de los birretes, los trajes de gala, la investidura del honoris causa y el subsiguiente vino español.

Desde la Sección Sindical de CNT en la UC3M queremos pedir disculpas a los estudiantes de doctorado que celebraban hoy su reciente graduación, y pedimos su solidaridad con nuestras reivindaciones, que en esta universidad de la precariedad y la explotación laboral, especialmente de los jóvenes, creemos que también son las suyas.

Seguiremos informando del desarrollo de este conflicto sindical y del devenir de futuras acciones de protesta, en caso de que las negociaciones de mañana sean infructuosas.

Ni un despido sin respuesta en la Universidad Carlos III.

La fuerza del obrero: la solidaridad.

domingo, 2 de septiembre de 2012

Boicot al nuevo campus de la UC3M en Puerta de Toledo

Desde la Sección Sindical de CNT en la Universidad Carlos III de Madrid queremos agradecer a las personas que, esta semana, decidieron señalizar los paneles de bienvenida y los muros del flamante nuevo campus de esta universidad en el centro de Madrid, el llamado Campus de Puerta de Toledo ("Puerta para el Emprendedor y la Creatividad"), en solidaridad con el conflicto que tenemos abierto contra el equipo rector de dicha institución.

Al parecer hay en el barrio algunos vecinos, que además de creativos y emprendedores, son conocedores de la política de explotación y precarización laboral que llevan a cabo los miembros del consejo social y de gobierno de esa universidad, y por eso han querido redecorar con valentía las instalaciones de este nuevo recinto, para dar la bienvenida con un poco más de información a los próximos clientes de su lujoso "campus-centro comercial".

Muy probablemente, cada uno de esos maravillosos carteles en inglés y castellano que nuestros solidarios vecinos engalanaron con pintura de diferentes colores habrá costado a la universidad lo equivalente a varios meses de empleo y sueldo de nuestro compañero recientemente despedido. Desde esta sección sindical queremos recordar que este nuevo campus, cuyo arrendamiento solo le va a costar a la universidad 3,5 millones de euros por el periodo que dura la cesión por parte del Ayuntamiento de Madrid, no estará destinado a dar una formación útil a la gente común y corriente, sino a seguir fomentando la elitización de la educación universitaria y, en definitiva, la diferencia de clases.

De esta manera, el nuevo campus Madrid-Puerta de Toledo albergará únicamente aulas de cursos de postgrado, o lo que es lo mismo estará destinado a que vayan a clase los chicos cuyos padres puedan pagar varios miles de euros al año por cursos como el Máster Universitario en Prevención de Riesgos Laborales, dirigido por el profesor Jesús Mercader y cuya matrícula, por ejemplo, cuesta 4.500 euros para alumnos comunitarios y 7.500 para extracomunitarios.

En definitiva, la Universidad Carlos III de Madrid sí tiene dinero para construir un nuevo campus exclusivo para los hijos de las familias pudientes y para pagar los suculentos complementos salariales a los profesores titulares y catedráticos que impartan docencia en estos mastercitos de élite.
En cambio, no tiene dinero para mantener en sus puestos de trabajo a los empleados, como nuestro compañero, que se dedican a tareas sucias de administración y servicios.

En solidaridad con los trabajadores precarios de esta universidad pública, con los becarios, con los subcontratados, con los que sirven los cafés, los que limpian las aulas y los que dan y reciben clase sin saber si el próximo año tendrán trabajo o dinero para seguir haciéndolo, desde esta sección sindical continuamos en lucha.

He aquí algunas de las bonitas fotografías que nuestros vecinos nos han enviado al correo cntuc3m@gmail.com / cnt@uc3m.es.



 


jueves, 9 de agosto de 2012

Comienzan los piquetes en la UC3M

El pasado día 24 de julio, una decena de afiliados del Sindicato de Enseñanza e Intervención Social, junto con algunos trabajadores de la Universidad que se les unieron, realizaron el primer piquete en el marco del conflicto sindical por el despido de Javier, compañero de la sección sindical de CNT en la Universidad Carlos III de Madrid.

A pesar de las fechas veraniegas, y entre banderitas a media asta por la muerte de nuestro muy monárquico rector fundador Gregorio Peces Barba, los compañeros del Sindicato CNT despertaron al campus con su megáfono y sus gritos de solidaridad con el trabajador recientemente despedido de esa insititución.

Durante la hora larga que duró su protesta a las puertas del edificio del Rectorado, dejaron al rector Daniel Peña y a su equipo de gobierno un par de cosas bien claras: que no van a parar este conflicto que ahora empieza hasta que readmita con un contrato decente a su compañero, y que, mientras no se siente a negociar, se puede ir olvidando de celebrar junto a sus vicerrectores y demás altos cargos de la Universidad esos bonitos saraos, inauguraciones, simposios y cenas de gala a los que tanto le gusta asistir. En cada uno de esos eventos se encontrará nuestras banderas a toda asta y nuestras voces a pleno pulmón, denunciando sus políticas de precarización laboral, de desvío de los recursos públicos a empresas privadas, y de explotación del personal contratado.

Mediante este piquete, los compañeros de CNT también quisieron animar a los trabajadores de la Universidad a que, para defender sus actuales puestos de trabajo, se autoorganicen de forma horizontal en asambleas independientes, y que lo hagan cuanto antes, porque en un correo enviado el pasado 23 de julio, el rector ya anunció a toda la comunidad universitaria  que secundaría dócilmente las políticas de recortes impulsadas por los gobiernos central y autonómico, y que era "previsible una reducción en la renovación de contratos de todo el personal y mayor movilidad para requilibrar los servicios, que no podrán crecer con nuevas incorporaciones." Ante la amenaza del paro impuesta por estos señorones con sueldos astronómicos y complementos retributivos de muchos miles de euros al año, desde la CNT creemos que la única forma en que los trabajadores podrán mantener sus puestos de trabajo será organizándose sin líderes ni representantes que cobren por hacer lo que todos deberíamos estar haciendo: defender el pan de nuestros hijos respondiendo a los ataques que nos están propinando con la misma contundencia que ellos, nuestros rectores y gobernantes, emplean con nosotros.


Y a las cúpulas sindicales, y a la pléyade de liberados que pueblan nuestros campus, la CNT también quiso dejar un mensaje durante su primer piquete en el campus de la Universidad Carlos III de Getafe: que dejen de manipular la lucha legítima de los trabajadores de la Universidad. La prueba es que al día siguiente de nuestro piquete los liberados de CCOO y UGT en la UC3M volvieron a organizar en el paraninfo de la universidad uno de esos mítines que ellos llaman "asambleas", en los que, en el turno de preguntas, algunos funcinarios convenientemente adiestrados les consultan sobre sus sexenios y sus días de vacaciones mientras ellos desde el estrado les responden diciendo que no se preocupen demasiado. Nada se habló de cómo defender al PAS interino al que se le acaba su contrato en diciembre, ni de los profesores asociados que ya se han ido a la calle, ni del personal contratado con cargo a proyectos de investigación despedido, ni de las relaciones laborales encubiertas de los becarios que trabajan a destajo por 300 euros de propina al mes, ni de los compañeros de los servicios de limpieza o restauración subcontratados por empresas usurarias, ni de las decenas de trabajadores que directamente no tienen el gusto de disfrutar de un contrato en esta universidad de la Excelencia.

A ellos, los sindicalistas a sueldo, la CNT también les mandó un mensaje claro durante su piquete: que se queden en sus agradables despachos y dejen de molestar a los trabajadores en su tarea de organizarse para defender lo que es suyo. 

El lunes pasado acabó el plazo de 15 días con que la Universidad debía responder al escrito previo a la denuncia por el despido nulo de nuestro compañero. Ante el silencio de quienes gobiernan la universidad, el trabajador se vio obligado a interponer demanda contra la Universidad Carlos III en el Juzgado de lo Social de Madrid.

Esperemos no tener que llegar a los tribunales. Esperemos que al rector y sus amigos se les caiga la cara de vergüenza antes y readmitan a nuestro compañero despedido.


 ¡Ni un despido sin respuesta!


domingo, 22 de julio de 2012

La CNT declara abierto conflicto sindical contra la Universidad Carlos III de Madrid por el despido de un compañero


El pasado 19 de julio, la Sección Sindical de CNT en la Universidad Carlos III declaró oficialmente la apertura de conflicto sindical contra la institución que dirigen Daniel Peña y sus acólitos, por el despido de nuestro compañero Javier, afiliado al Sindicato de Enseñanza e Intervención Social.

Javier ha estado trabajando en esta universidad desde el mes de diciembre de 2008 como técnico de gestión de proyectos de investigación vinculados al departamento de Economía de la Empresa. Los contratos por obra y servicio que ha ido firmando ininterrumpidamente a lo largo de estos casi cuatro años están en claro fraude de ley, puesto que el trabajador ha desempeñado tareas diferentes a las que aparecían en el objeto de su contrato, atendiendo a labores de al menos dos diferentes proyectos de investigación al mismo tiempo. Hace unas semanas se le ofreció una última renovación de contrato, por un miserable mes de duración, a cambio de que solicitase su baja voluntaria del contrato vigente, que ya de por sí tenía una duración de sólo tres meses. Además, ha estado trabajando las últimas semanas sin estar dado de alta en la Seguridad Social. No se le ha entregado ninguna carta de despido ni se le ha indemnizado con las cantidades correspondientes.

El caso de Javier es uno de muchos en esta universidad donde reina la precariedad, la externalización de servicios básicos, el abuso sistemático de las condiciones laborales, el trato a los empleados como si fueran cromos que se pueden cambiar y tirar a la basura de un día para otro. Esta universidad que se precia de excelente se comporta con la mayoría de sus trabajadores como la más cruel empresa de trabajo temporal. Y lo peor de todo: tras tantos años de precarización del empleo, los trabajadores parece que han asumido que a la finalización de sus contratos temporales se tienen que ir sin rechistar a la cola del paro.

Sin embargo, desde la CNT creemos que ya va siendo hora de levantar la voz y que debemos denunciar esta situación. Y denunciar no sólo en los tribunales, como nuestro compañero ya ha hecho, sino mediante la acción directa, la herramienta de lucha que nuestra organización lleva defendiendo desde hace más de cien años, y que los sindicatos subvencionados, con su política de pactos y clientelismo, han conseguido erradicar de nuestros centros de trabajo. Los piquetes, las acciones de solidaridad con los compañeros en situación más vulnerable, y los actos de rabia y de repulsa contra los que son culpables de precarizar nuestras vidas y las de nuestras familias, son hoy más que nunca el camino para revertir esta situación en la que nos encontramos. Ante el adelgazamiento de los derechos laborales impuesto por nuestro sucesivos gobiernos, nuestros empresarios, y los gestores de nuestras instituciones públicas, la solidaridad y el apoyo mutuo entre compañeros de trabajo cobra más validez que nunca. Aislados y desunidos nos quieren los gobernantes, los gerentes, los rectores, los sindicalistas a sueldo cuya labor consiste en captar nuestros votos cada cuatro años. Unidos, en cambio, somos una fuerza imparable.

Por eso, desde hoy la CNT estará presente en esta Universidad, informando a los trabajadores de nuestro conflicto y boicoteando cada uno de los actos institucionales en los que aparezcan los responsables del despido de nuestro compañero. Tenemos la cabeza muy dura y no nos vamos a marchar de aquí hasta que nuestro compañero sea readmitido con un contrato digno y estable.

Si la universidad tiene millones de euros para gastar en complementos retributivos de sus catedráticos y jerifaltes, para inaugurar nuevos campus, para hacer campañas publicitarias absurdas por todo el mundo, también tiene que tenerlo para pagarle el salario a un mileurista. Si los proyectos de investigación disponen de cientos de miles de euros para comprar equipamientos innecesarios, carísimas bases de datos de multinacionales odiosas, o para organizar saraos, cenas e invitar a hoteles de cinco estrellas a representantes de empresas o entidades financieras, también tienen que tenerlo para darle un contrato estable a alguien que lleva cuatro años aquí trabajando.

No estamos pidiendo la luna. Estamos luchando por lo que es justo. 

¡¡Readmisión, compañero despedido!!
Inicio conflicto sindical contra la UC3M

martes, 10 de julio de 2012

La CNT inaugura el nuevo campus de la UC3M en Puerta de Toledo

Hace cuatro días que el equipo rector de la Universidad Carlos III de Madrid, reunido en Consejo de Gobierno, aprobó unos hipócritas programas propios donde la avalancha de despidos entre el personal docente e investigador intentan camuflarse bajo una serie de medidas caritativas por las que algunos profesores no permanentes, se supone que los menos díscolos, quedarán "rescatados" de las garras del paro:
ACUERDO DEL CONSEJO DE GOBIERNO DE LA UNIVERSIDAD CARLOS III DE MADRID POR EL QUE SE REGULA EL PROGRAMA PROPIO DE APOYO A DOCTORES
(...) Los doctores cuyo contrato no prorrogable termine durante el curso académico en un departamento con déficit presupuestario podrán presentar su solicitud para participar en este programa propio en el registro de la Universidad antes del final de mayo del curso anterior. Además, deberán entregar su currículum vitae, una carta explicando su trayectoria dentro de su campo de trabajo y el informe favorable del correspondiente departamento.
Junto a esa compasiva decisión, a este equipo de gobierno se le ha ocurrido otra idea brillante para luchar contra la precariedad laboral y el desempleo que nos afecta y amenaza al 60% de los que aquí trabajamos. Se trata de la creación de la figura del "profesor honorífico", un docente "de reconocido prestigio sin vinculación contractual o estatutaria con la Universidad", o sea un profesor que trabaja gratis.
ACUERDO DEL CONSEJO DE GOBIERNO DE LA UNIVERSIDAD CARLOS III DE MADRID POR EL QUE SE REGULA LA FIGURA DE PROFESOR HONORÍFICO
(,,,) El Rector, oído el Consejo de Dirección, podrá también designar como Profesor Honorífico a personas que participen en programas institucionales docentes o de investigación de especial interés para la Universidad (...) La colaboración como Profesor Honorífico se extinguirá al final de cada curso académico (...) A propuesta del departamento correspondiente, o a iniciativa propia, el Consejo de Dirección podrá revocar en cualquier momento dicha colaboración. (...) El Profesor Honorífico podrá voluntariamente participar en las actividades docentes e investigadoras que se asignen por el correspondiente departamento. Para tener asignación oficial de créditos de docencia, deberá solicitar y obtener la venia docendi. (...) La colaboración con la Universidad posee naturaleza honorífica, sin que de la  misma se derive vínculo contractual o estatutario. El Profesor Honorífico no percibirá retribuciones ni contraprestación alguna por su colaboración, si bien tendrá acceso a las instalaciones y servicios propios de la Universidad para el desarrollo de su actividad. En los términos en que establezca el Consejo de Dirección, el Profesor Honorífico tendrá derecho a identificarse y presentarse como tal. Al finalizar su actividad de colaboración, el correspondiente departamento de la Universidad expedirá a favor del Profesor Honorífico un certificado acreditativo de la labor desarrollada en la Universidad Carlos III de Madrid.La Universidad suscribirá una póliza de seguro de accidentes a favor del Profesor Honorífico con cargo al presupuesto del departamento que haya propuesto su nombramiento. La póliza correspondiente a los Profesores Honoríficos contratados de acuerdo al apartado Tercero de esta norma será sufragada por la Universidad.
http://www.uc3m.es/portal/page/portal/organizacion/secret_general/actas_consejo_gobierno_claustro/desde_2002/ACTA%20DE%20ACUERDOS%20CONSEJO%20DE%20GOBIERNO%2005-07-2012.pdf

Muchas gracias, queridos Daniel Peña, Carlos Balaguer, Isabel Gutiérrez, Juan Romo y demás familia, les agradecemos mucho sus limosnas. Entendemos que sus sueldos desorbitados, con sus golosos complementos retributivos por participar en un equipo de gobierno tan lúcido como el suyo les permiten tener con nosotros esos actos de generosidad.

Pero resulta que en la Sección Sindical de CNT-AIT en la Universidad Carlos III no nos interesan sus migajas. Estamos dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias para luchar por nuestros puestos de trabajo, por un empleo digno y unas condiciones laborales estables en esta universidad pública.

Ayer inauguramos oficialmente su flamante nuevo campus en el centro de Madrid, su "Puerta para el Emprendedor y la Creatividad."

Allí, a esa puerta, también les vamos a tocar.



















martes, 26 de junio de 2012

CNT-AIT denuncia al gerente de la Universidad Carlos III de Madrid

El pasado día 7 de junio la Sección Sindical de CNT-AIT en la Universidad Carlos III interpuso una denuncia ante la Inspección de Trabajo contra el gerente de dicha institución, Juan Manuel Moreno, por violación del derecho de huelga.

El 20 de mayo, domingo, a las 21:43 h de la noche, el gerente de la Universidad Carlos III de Madrid, Juan Manuel Moreno Álvarez, envió un correo electrónico a todos los trabajadores bajo este título: "Huelga 22 de mayo". En él conminaba a los empleados de la Universidad a que avisasen a la gerencia de su intención de hacer huelga el 22 de mayo, día en el que los principales sindicatos del sector habían convocado un paro de 24 horas contra los recortes en educación. 

En ese escabroso mensaje se hablaba de la implementación de un sistema de recuento, que "permanecerá activo desde las 8:00 del lunes 21, hasta las 10:00 del martes 22". Además, se decía: "Mientras el sistema esté activo el usuario podrá revocar cualquier decisión anterior y marcarla en sentido contrario." Para terminar el esperpento, se recordaba a todos los trabajadores que "este procedimiento será el único utilizado para el recuento oficial de seguimiento de la huelga."

La sección sindical de CNT en la Universidad Carlos III envió inmediatamente un correo al gerente recordándole que "ningún trabajador tiene obligación de dar aviso sobre su intención de hacer huelga" y que la solicitud a los trabajadores para que preavisen violaba el derecho de huelga y estaba destinado a provocar su fracaso y a crear listas negras de trabajadores díscolos. Le exigimos una rectificación inmediata y le avisamos de que, de no hacerlo, emprenderíamos las acciones legales que considerásemos convenientes. 

Denuncia en la Inspección de Trabajo 1
Denuncia en la Inspección de Trabajo 2



















Las secciones de los sindicatos electoralistas con representación en esta universidad (UGT, CCOO y CGT) también pusieron el grito en el cielo con emotivos mensajes a las listas de correo de los trabajadores a las que tienen acceso. Sin embargo, según hemos sabido en esta sección sindical, acabaron resolviendo la cuestión con unas palmaditas en la espalda del gerente en la siguiente junta de personal.

Pero la CNT no se calla. Sólo nos faltaba que, además de vender nuestra universidad a una jauría de empresas y entidades financieras (Banco Santander, El Corte Inglés, Clevisa, Grupo Arturo, Linorsa, por no hablar de empresas armamentísticas como EASA o Maxam Defence), además de tenernos a más del 60% de los empleados con contratos temporales, además de externalizar y subcontratar todos los servicios básicos, además de fomentar entre los estudiantes los principios de la competitividad, el individualismo y la insolidaridad, además de echar a la calle a decenas de empleados interinos y profesores asociados al final de este curso, sólo nos faltaba que el equipo rector y la gerencia de esta universidad nos chantajease a los trabajadores a propósito de nuestro derecho a hacer huelga.

Que se vayan preparando los que gobiernan esta institución pública que se comporta como una multinacional bananera. En su universidad de la excelencia precaria, en medio de su campus de la estulticia internacional, les ha salido un garbanzo negro. 

Nos van a tener que oír.



Sección Sindical de CNT-AIT en la Universidad Carlos III de Madrid


lunes, 4 de junio de 2012

Constituida sección sindical de CNT en la Universidad Carlos III de Madrid

El pasado 16 de marzo de 2012 quedó constituida oficialmente la sección sindical de CNT-AIT en la Universidad Carlos III de Madrid. En una universidad campeona de la precariedad laboral (hasta un 65 % de los trabajadores tienen contratos temporales), excelente en la externalización de servicios básicos y dominada por sindicatos corporativistas, verticales y electoralistas, que sólo defienden los privilegios de sus liberados de turno, los trabajadores y estudiantes de esta universidad afiliados al Sindicato de Enseñanza e Intervención Social de CNT-AIT en Madrid han visto necesaria la constitución de una sección que marque una nueva manera de hacer sindicalismo en este centro de enseñanza público: un sindicalismo de clase, sin subvenciones, que no participe en el circo de las elecciones y de las juntas de personal, sin representantes de los trabajadores que cobren pero no trabajen, y respetando de verdad los principios anarquistas de autogestión, asamblearismo, acción directa, solidaridad y apoyo mutuo.
Acta de constitución

Ante la última oleada de despidos planeada desde la gerencia de esta universidad, y que afecta, como siempre, al personal más precario y vulnerable, desde CNT creemos que los trabajadores debemos organizarnos para defender nuestros puestos de trabajo sin delegar nuestra responsabilidad en profesionales de la negociación y la traición. Ante la brutal subida de tasas y elitización de la enseñanza universitaria impuesta por nuestros gobiernos regional y estatal, y patrocinada, desde hace años, por nuestro equipo rector, los estudiantes queremos luchar de forma horizontal para proteger a nuestros compañeros con menos recursos económicos. Ante el rampante desmantelamiento de la enseñanza pública, estudiantes y trabajadores debemos estar unidos para defender un modelo de educación en donde nosotros decidamos lo que aprendemos y enseñamos, y se dejen de transmitir como valores irrevocables el individualismo, la explotación de unos sobre otros, el materialismo, la competitividad.

Que no haya un despido sin respuesta.
Que no haya un hijo de un obrero que no pueda ir a la universidad.

La CNT no se calla. Nos van a tener que oír.