lunes, 24 de septiembre de 2012

Daniel Peña, Juan Manuel Moreno y Carmen Martín-Romo, mentirosos

Desde la Sección Sindical de CNT en la Universidad Carlos III de Madrid queremos denunciar la condición mentirosa y cobarde del rector, el gerente y la jefa de Recursos Humanos de esta universidad, que han faltado a su palabra y se niegan a recibir a nuestro compañero recientemente despedido.

Como todos recordaréis, el pasado martes 18 de septiembre un grupo de afiliados de CNT y de trabajadores de la Universidad solidarios con nuestro compañero hicieron acto de presencia en la inauguración del curso académico para denunciar la obscenidad de ese tipo de lujosos eventos protocolarios en el inicio de un año en el que a numerosos trabajadores de dicha institución se les habían rescindido sus contratos con la excusa de la falta de fondos y los recortes presupuestarios.

http://cntuc3m.blogspot.com.es/2012/09/la-cnt-boicotea-el-solemne-acto-de.html

Allí mismo, y como se puede comprobar en el vídeo que publicamos hace unos días en este blog, el rector le prometió a Javier, técnico de gestión de proyectos de investigación, que, si abandonaba la sala y dejaba de avergonzarles en público, le daría una reunión al día siguiente a las 9:00 de la mañana para hablar de su readmisión.

Al día siguiente, a las 9:00, el trabajador y dos compañeros del Sindicato de Enseñanza e Intervención Social de CNT Madrid acudieron a su cita con el rector. Allí, en las escaleras de acceso al edificio de Rectorado, estaban esperándoles tres empleados de seguridad y la directora de Recursos Humanos, Carmen Martín-Romo, que les explicó que las agendas del rector y el gerente estaban muy apretadas y no podrían recibirles hasta el martes siguiente a las 10 de la mañana. Luego, con unas formas exquisitas, les estuvo hablando en su despacho de lo sumamente legal que le parecía el despido de Javier. A poco más y les explica las maravillosas virtudes de la precarización del empleo en la Universidad, que permite deshacerse sin problemas de un trabajador después de cuatro años de encandenar contratos basura, o de lo estupendo que es exigir a los empleados sin contrato indefinido (el 60% de la plantilla de la UC3M) que firmen su baja voluntaria poco antes de mandarlos a la puñetera calle.

Después de un rato de charla infructuosa, finalmente les preguntó sobre sus exigencias, a lo que se le respondió que la readmisión inmediata del trabajador despedido. La directora de Recursos Humanos de la Universidad Carlos III de Madrid, Carmen Martín-Romo, citó al compañero despedido en el despacho del gerente el martes 25 de septiembre a las 10:00 de la mañana, no sin antes recordarle que lo mejor que podía hacer era continuar el conflicto exclusivamente por la vía judicial.

Hoy lunes 24 de septiembre una llamada telefónica ha sorprendido a nuestro compañero. En ella, otra vez la señora Carmen Martín-Romo le ha explicado, palabras textuales, que "se evite el paseo de mañana", porque ni el gerente ni el rector van a recibirle.

Ante esta situación, desde nuestra sección sindical queremos recordarles a quienes tienen el poder y manejan el dinero de esa universidad pública, que la CNT es un sindicato constituido por un grupo de gente que, a diferencia de ellos, sí cumple con su palabra. Les hemos prometido que, hasta que no se readmita a nuestro compañero, nos van a tener que oír en todos y cada uno de sus actos institucionales, y así será. No vamos a permitir que en esa universidad se despida a gente sin que haya un señalamiento de los culpables. Somos trabajadores que no nos movemos para asegurarnos ninguna subvención, ni para acceder a un puesto de liberado sindical que nos permita vivir del cuento durante unos cuantos años. Nos mueve el principio de solidaridad y apoyo mutuo frente a la injusticia y el abuso de poder de nuestros patrones.

Son cosas que ellos, acostumbrados tanto a mentir, no sabrán nunca entender.

¡Readmisión de nuestro compañero despedido! ¡Ni un despido sin respuesta en la Universidad Carlos III de Madrid!


martes, 18 de septiembre de 2012

La CNT boicotea el solemne acto de inauguración del curso académico en la Universidad Carlos III de Madrid

video

En la mañana de hoy, 18 de septiembre de 2012, el Sindicato de Enseñanza e Intervención Social de CNT Madrid ha boicoteado el acto de inauguración del curso académico en la Universidad Carlos III de Madrid, para exigir del rector de dicha universidad la readmisión de nuestro compañero recientemente despedido.

En presencia de un nutrido grupo de afiliados y simpatizantes de la CNT, y de trabajadores de la Universidad solidarios con nuestro compañero, el rector se ha comprometido públicamente a cambiar su estrategia de ningunearnos y reunirse con el trabajador afectado mañana a las 9:00 de la mañana para negociar su readmisión.

video

Después de haber alcanzado ese compromiso, hemos decidido abandonar el Salón de Grados y que continuase el acto de los birretes, los trajes de gala, la investidura del honoris causa y el subsiguiente vino español.

Desde la Sección Sindical de CNT en la UC3M queremos pedir disculpas a los estudiantes de doctorado que celebraban hoy su reciente graduación, y pedimos su solidaridad con nuestras reivindaciones, que en esta universidad de la precariedad y la explotación laboral, especialmente de los jóvenes, creemos que también son las suyas.

Seguiremos informando del desarrollo de este conflicto sindical y del devenir de futuras acciones de protesta, en caso de que las negociaciones de mañana sean infructuosas.

Ni un despido sin respuesta en la Universidad Carlos III.

La fuerza del obrero: la solidaridad.

domingo, 2 de septiembre de 2012

Boicot al nuevo campus de la UC3M en Puerta de Toledo

Desde la Sección Sindical de CNT en la Universidad Carlos III de Madrid queremos agradecer a las personas que, esta semana, decidieron señalizar los paneles de bienvenida y los muros del flamante nuevo campus de esta universidad en el centro de Madrid, el llamado Campus de Puerta de Toledo ("Puerta para el Emprendedor y la Creatividad"), en solidaridad con el conflicto que tenemos abierto contra el equipo rector de dicha institución.

Al parecer hay en el barrio algunos vecinos, que además de creativos y emprendedores, son conocedores de la política de explotación y precarización laboral que llevan a cabo los miembros del consejo social y de gobierno de esa universidad, y por eso han querido redecorar con valentía las instalaciones de este nuevo recinto, para dar la bienvenida con un poco más de información a los próximos clientes de su lujoso "campus-centro comercial".

Muy probablemente, cada uno de esos maravillosos carteles en inglés y castellano que nuestros solidarios vecinos engalanaron con pintura de diferentes colores habrá costado a la universidad lo equivalente a varios meses de empleo y sueldo de nuestro compañero recientemente despedido. Desde esta sección sindical queremos recordar que este nuevo campus, cuyo arrendamiento solo le va a costar a la universidad 3,5 millones de euros por el periodo que dura la cesión por parte del Ayuntamiento de Madrid, no estará destinado a dar una formación útil a la gente común y corriente, sino a seguir fomentando la elitización de la educación universitaria y, en definitiva, la diferencia de clases.

De esta manera, el nuevo campus Madrid-Puerta de Toledo albergará únicamente aulas de cursos de postgrado, o lo que es lo mismo estará destinado a que vayan a clase los chicos cuyos padres puedan pagar varios miles de euros al año por cursos como el Máster Universitario en Prevención de Riesgos Laborales, dirigido por el profesor Jesús Mercader y cuya matrícula, por ejemplo, cuesta 4.500 euros para alumnos comunitarios y 7.500 para extracomunitarios.

En definitiva, la Universidad Carlos III de Madrid sí tiene dinero para construir un nuevo campus exclusivo para los hijos de las familias pudientes y para pagar los suculentos complementos salariales a los profesores titulares y catedráticos que impartan docencia en estos mastercitos de élite.
En cambio, no tiene dinero para mantener en sus puestos de trabajo a los empleados, como nuestro compañero, que se dedican a tareas sucias de administración y servicios.

En solidaridad con los trabajadores precarios de esta universidad pública, con los becarios, con los subcontratados, con los que sirven los cafés, los que limpian las aulas y los que dan y reciben clase sin saber si el próximo año tendrán trabajo o dinero para seguir haciéndolo, desde esta sección sindical continuamos en lucha.

He aquí algunas de las bonitas fotografías que nuestros vecinos nos han enviado al correo cntuc3m@gmail.com / cnt@uc3m.es.